Raíces mixquiahualenses
 
INICIO FOTO HISTÓRICA FOTO CONTEMPORÁNEA ANTES Y DESPUÉS DE INTERÉS ¿SABÍAS QUE...? ECOS VIDEO
VIDA COTIDIANA TREN SOCIEDAD REFORMA AGRARIA PRESIDENCIA MUNICIPAL MONUMENTOS JARDIN MUNICIPAL FOECAH EXPOSICIONES AGRICOLAS ESPACIOS PUBLICOS ESCUELAS DESFILES COLOREADAS CA 1955 CA 1950 CA 1946 CA 1945 CA 1944 CA 1937 CA 1935 CA 1930 CA 1925 CA 1920 CA 1915 CA 1910 BANDA IGNACIO ZARAGOZA 1944 1942 1941 1930 1928 1922 1919 1916
MONUMENTOS JARDIN MUNICIPAL FESTIVIDADES ESPACIOS PUBLICOS ELEFANTE 2016 2015 2014 2013 2012
DE INTERES
El carnaval de Mixquiahuala. De lo común a lo GENUINO
Escrito por Raíces mixquiahualenses el 2018-01-30
Categoría DE INTERES
 
LO COMÚN

Lo que hace común a los carnavales, aquí y en China, es algo que parece que es como abstracto, pero es muy concreto: la voluntad, las ganas de salir a la calle a hacer fiesta, a hacer chorcha.

LO GENUINO

EN EL MUNDO

En América Latina la “tercera raíz” (la descendencia africana) que le llaman, tuvo mucho que ver para que el carnaval adquiriera rasgos distintos. Por ejemplo, en el caso de Venezuela y Colombia prevalecieron más las culturas de origen africano, y son las que le dan un cierto matiz a sus carnavales. Asimismo, los criollos ya asentados, es decir, ya no los peninsulares originales, sino los criollos que ya se sintieron propios de la tierra, fueron enriqueciendo lo que son cada pueblo en América Latina. Eso le da una particularidad.

Uno ve el carnaval en Brasil con sus vestuarios fastuosos, maravillosos; con su música, la samba. La samba es algo que los caracteriza, es una parte sustantiva. Hicieron un estadio para ir a bailar. Pero también están las mujeres, esa es otra de sus peculiaridades. Allá las mujeres participan en los carnavales. En algunos lugares o en muchísimos lugares del estado de Hidalgo las mujeres no participan en el festejo, por eso los hombres se disfrazan de mujeres. Hay danzas donde las mujeres no participan, son los hombres los que visten de mujeres y bailan. Ese es uno de los contrastes. Allá las mujeres son esenciales.

En México tuvo menos influencia la “tercera raíz”, porque poco a poco fue eliminándose, y no es que ellos se hayan querido arrojar al vacío, sino que las enfermedades, los excesos de trabajo hicieron que, digamos, los pueblos que trajeron del África o las comunidades fueran poco a poco muriéndose. Posiblemente en el caso del Perú, Bolivia y México tengan mucha semejanza, aunque en Perú tiene mucho más peso la presencia africana que en nuestro país.

EN MÉXICO

En Veracruz, por ejemplo, el carnaval tiene mucho de cubano. No sé si se haga carnaval en Cuba, pero tiene mucho de cubano. Allí es trópico. Hay una especie de vivir en las montañas a la manera de vivir en los trópicos. La gente por sentido común dice que la gente que vive en los trópicos trae la alegría en sí; eso es muy cuestionable en antropología. ¡No hay cosa que venga en los genes! Pero, cómo podemos decir que la gente es más alegre en Veracruz, tiene que ver mucho con la historia de ese pueblo. Son factores, en este caso factores de migración de otros pueblos que van enriqueciendo las tradiciones del carnaval. Entonces es algo más o menos complejo, pero que tiene que ver, en términos sintéticos, con cambios, migraciones.

EN HIDALGO

En Hidalgo, hay lugares donde las personas se disfrazan de lo que quieren, de lo que pueden y con lo que tienen a la mano en sus carnavales. Mientras que los carnavales urbanos están más cerca de acceder a elementos para enriquecer el festejo y conservar cosas que ya se hicieron tradición. Se ven mucho más atractivos y mucho más explosivos.

En Xochiatipan, un municipio de la Huasteca hidalguense, salen a los barrios y se disfrazan con ropa vieja, es decir, para ellos el disfraz es utilizar lo que más está a la mano. El disfraz es el elemento que les da esa distinción. Disfrazarse de cosas extrañas, de cosas horrendas, extravagantes. En realidad esa es la palabra, hay que llegar a la extravagancia, a lo que no puedo hacer de manera cotidiana.

Ahora bien, no es lo mismo disfrazarse con ropa vieja a disfrazarse de costaludos, que es un traje particular con sacos, que antes eran de algodón y ahora son de fibra sintética, por eso les llaman costaludos, porque son de costales. En San Bartolo Tutotepec y Tenango se disfrazan de costaludos. Los costales los rompen, los hacen girones y aparecen como una especie de monos de colores, porque los pintan con cosas brillantes, y eso lo hace completamente distinto. En Huehuetla hay otro disfraz: el comanche. Este disfraz esta hecho de fichas que hay que aplastar. Juntar cientos o miles de fichas y después coserlas.

¡EN MIXQUIAHUALA!

El carnaval de Mixquiahuala también tiene sus particularidades: el pone y quita bandera, que parece tiene algunos rasgos prehispánicos; y la otra parte, que tiene que ser (ver) del mundo moderno, el de los carros alegóricos.

En el pone y quita bandera se encuentra el personaje central del xhita. Él es el que marca los ritmos en el carnaval del pone y quita bandera, y además tiene que cumplir con un ritual, en el cual el éste –según me lo contó un nativo de Mixquiahuala, un joven que conocí y que me platicó lo que le decía su abuelo- con un látigo golpea a las personas que han cometido faltas, faltas en el gobierno, y a la gente que ha cometido pecados. Según esta versión, invitaban a la presidencia, a los representantes del gobierno municipal, los sentaban en sillas y los hacían que dijeran sus pecados, que en realidad eran sus distracciones que habían cometido como gobernantes. Ellos se ofrecían públicamente a ser castigados y recibían castigos del xhita. Pero el xhita iba en estado de ebriedad, tenía que andar en estado de ebriedad, porque era una especie de antiguo ritual, una especie de comunicarse con las deidades. Allí es donde se mezcla lo civil y lo religioso.

Asimismo, este joven me platicaba que el asunto del pone y quita bandera tenía que ver con ciclos agrícolas, con Xipe Tótec (nuestro señor desollado), con la representación de la renovación, porque los calendarios prehispánicos coincidían con el calendario litúrgico de la iglesia católica. Los hacían coincidir. Hacían, digamos, esa vieja fiesta agrícola metiéndola en el carnaval. Y en este caso el asunto del demonio no era lo importante, sino la figura del xhita, quien limpiaba de los pecados a las personas.

La otra parte peculiar del carnaval de Mixquiahuala es la que tiene que ver con el mundo moderno, el de los carros alegóricos, donde adornan bicicletas, vehículos, etcétera. En otras comunidades, como no tienen carros, lo que adornan son burros, los animales con los que trabajan en su labranza. Los adornan y con eso salen al carnaval. Lo cual es muy parecido a los adornos con los que se hace el 2 de la Candelaria, donde la gente lleva animales a bendecir, semillas, etcétera. Carnaval y Candelaria van unidas, porque son cosas que tienen que ver con ciclos agrícolas, con cuestiones del cambio de tiempo. Y el carnaval es lo que marca el tiempo, es el reloj. Y el reloj está marcado en el calendario, en qué momento va a empezar la primavera. El carnaval es el cambio de invierno a primavera, el renacimiento, la renovación. En otros lugares donde se da ese cambio de invierno a primavera no se hace el carnaval, pero si se hacen otras ceremonias que pudieran ser el símil de este festejo.

Texto que se tomó de la ponencia titulada “conferencia sobre carnaval”, que impartió el doctor en Historia y Etnohistoria Artemio Arroyo Mosqueda el día 2 de marzo del 2017, como parte del programa del carnaval en Mixquiahuala. El contenido corresponde a las respuestas que dio Arroyo Mosqueda en dicha charla, partiendo de la pregunta que se le hizo acerca de lo común y lo genuino que tiene el carnaval en el mundo, en México, en el estado de Hidalgo y en Mixquiahuala (con particular énfasis).

 
Fundadores
Roberto Sotuyo Alamilla
• Historia • Foto Histórica •
Omar Cruz Barrera
• Webmaster • Fotografía • Video •
Webs amigas
mixel.mx
facebook/lugardemezquites.mixquiahuala
facebook/ReparaPCMix
Redes sociales
Se recomienda vizualizar este sitio con versiones actualizadas de los siguientes navegadores
Colaborar con esta Web
Lo más visto
Donija: a 71 años de su descubrimiento
Primera reina del carnaval (Aisa I)
Bautismo anticlerical en Mixquiahuala
Breve historia de la escuela primaria Pedro María Anaya
Caída de nieve en el jardín municipal
Campesinos en carretas frente al Banco Ejidal
Vista parcial del centro de Mixquiahuala (2)
Carnaval en Mixquiahuala